Archivo mensual: junio 2011

Estudiar todo un lujo en África

16 de junio el Día Internacional del Niño Africano. Esta conmemoración fue aprobada para honrar a aquellos que habían dado sus vidas por la causa de la libertad en Sudáfrica. Con la adopción de este día como el Día Internacional del Niño Africano, la Unión Africana ha llamado la atención sobre la difícil situación de los niños/as en toda África.

Desde Pueblos Hermanos intentamos aportar nuestro granito de arena para que esta realidad cambie y nos parecía interesante que fuesen los protagonistas de la historia quienes contasen de primera mano su realidad.

Trabajamos desde hace años con El Centro de Formación y Promoción Femenina “Thérèse Titos” en Kimbanseke, Kinshasa, R.D del Congo.

El Centro empezó dando una formación básica en costura y francés a jóvenes y mujeres que querían tener una cierta formación. Se trabaja principalmente con las jóvenes más desfavorecidas, pues se veía en ello el futuro de la sociedad.

Llevan trabajando desde hace 14 años con estas muchachas a las que ya pueden ofrecer una educación reglada y una especializacion en costura.

Actualmente se imparten 5 niveles;

  • Educación integral básica (leer y escribir en su propia lengua)
  • Costura a mano
  • Tipologías de costura ( edades, sexo, modelos, culturas)
  • Costura con máquinas de pedal, eléctrica, rematadora y bordado
  • Peluquería y estética

Desde hace cuatro años existe un taller de costura con una doble función:

– La especialización y perfeccionamiento de dicho oficio.

– El autofinanciamiento del mismo centro

El oficio de costurera es uno de los más valorados hoy día en esta realidad, pues esta cultura aprecia mucho el vestirse bien, para todo tipo de sectores sociales. Contando con una buena formación, de calidad, las mujeres que salgan del Centro podrán sostener en buena medida la familia.

El centro ha tenido con el tiempo el reconocimiento de la sociedad y son muchos los encargos que reciben de colegios de distintas partes del país para que les fabriquen los uniformes. Y todas sus prendas cuentan con un sello de identificación.

Todo este proceso que comenzo poco a poco hoy ve la luz y el futuro para muchas jovenes que como Hornely nos cuentan hoy su historia.

“Mi nombre es Hornely Nduntu Ntinu, nací en Kinshasa el 23 de noviembre de 1992, Bajo Congo.

Estoy muy contenta y orgullosa de que me llamen costurera, ha sido mi sueño desde siempre, y así se lo decía mis padres “ yo en el futuro seré costurera”, mis padres me han apoyado en todo este tiempo de formación y les doy las gracias pero también por el amor que yo tenía a mis estudios. Si  hoy me llaman finalista en Corte y Costura no es por imposición sino porque es mi elección. “

Elisa Avila Morcillo la responsable del centro, y toda la vida en Africa nos escribe estas palabras:

Hoy, día del Niño Africano, tenemos presentes a todos los niños y niñas que desean vivir en paz, felices, estudiar y poder jugar.

No es la realidad de muchos niños/as hoy en África, la mayoría comienzan a trabajar a edades muy tempranas, en la casa, en el campo, sobre todo las niñas: cogiendo agua, cuidando de los hermanos pequeños, incluso haciendo la comida o vendiendo en el mercado en los ratos libres.

No tienen mucho tiempo para ellos, a partir de 11 años, cuando ya empiezan a ser más autónomos, se les utiliza para todos los servicios de la casa, así como para ayudar en el comercio. Hay niños de 6, 7, 10 años, que se pasan en la calle hasta las 9-10 dela noche. Ennuestro barrio, que no tiene luz, mucha gente se acuesta a las 8 de la tarde, pero ellos están vendiendo petróleo, o en los puestos del mercado.

Queman etapas, pues enseguida se les exigen muchas responsabilidades. Además de eso, tienen que buscar tiempo para los estudios. La mayoría de las veces no hay ni luz en las casas, y tienen que compartir la única lámpara de petróleo que existe.

Los niños y jóvenes son el 60% de la población y esto es una esperanza de futuro, pero si no han tenido el tiempo necesario para estudiar, para jugar, para que las personas se ocupen de ellos y ellas… ¿cómo será su futuro, que será en su mañana?

En nuestro colegio, C.E. Teresa Titos, intentamos formar esas personas necesarias para el día de mañana, intentamos que se sientan a gusto, que aprendan todo lo necesario para poder vivir y ser buenas personas, para vivir en sociedad y tener un puesto en la vida.

Así se refleja enla educación Infantily Primaria, en niños que saben reflexionar y dar explicación de las cosas, y en la formación profesional en Corte y Costura, pues estas chicas, que no han podido aprovechar todo lo que era su derecho cuando eran niñas. No han tenido una formación sólida, no han tenido tiempo para cultivar la lectura -ni siquiera para aprender a leer-, ahora se encuentran sin posibilidad de integrase en un ritmo oficial.

Por eso nuestro deseo es que puedan aprender lo que les va a dar valor en la vida como personas y como mujeres. Ahora se sienten útiles, y valoradas por sus familias ,esas propias familias que antes las habían dejado de lado porque no merecía la pena la educación de las jóvenes.

            Dejemos a los niños y niñas desarrollarse felizmente.                                                                                                                         

Elisa Ávila Morcillo


Contribuyendo a la lucha contra la Pobreza desde el Norte (por Jorge Castañeda)

CONTRIBUYENDO A LA LUCHA CONTRA LA POBREZA DESDE EL NORTE

En el mundo somos más de 6.500 millones de habitantes de los que 2.800 millones, casi la mitad, viven con menos de dos dólares diarios y 1.100 millones, una sexta parte, con menos de un dólar al día. Más de 800 millones carecen de acceso al agua potable, 2.600 millones de sistemas de saneamiento adecuados y 1.800 millones carecen de una fuente estable de electricidad.

La magnitud de estos problemas o la distancia que nos separa de las personas afectadas por la pobreza puede llevarnos a pensar que no podemos hacer nada para contribuir a la consecución de los objetivos internacionales de desarrollo, o a pensar que sólo viajando a estos países, como cooperantes, podemos poner nuestro granito de arena para lograr un mundo más justo y sostenible.

En Ingeniería Sin Fronteras Asociación para el Desarrollo (ISF ApD) consideramos que ninguno de esos argumentos debería paralizarnos. Sabemos, por una parte, que en el mundo hay recursos suficientes para que todos podamos vivir dignamente y que es técnicamente posible poner al alcance de todos los medios para cubrir las necesidades de alimentación, salud, vivienda y educación. Y, por otra, estamos convencidos de que todos podemos contribuir a la lucha contra la pobreza: somos ciudadanos del mundo y, por tanto, lo que consumimos, dónde invertimos nuestro dinero, a quién votamos o qué opinamos puede repercutir positiva o negativamente en el desarrollo de los países del Sur.

También el voluntariado es importante, imprescindible. Nuestro tiempo es clave para la consecución de los objetivos que se plantean la cooperación internacional y las ONG de cooperación al desarrollo. Y no es viajando a los países del Sur donde nuestro voluntariado tendrá más impacto, hay mucho que hacer aquí, en España, en nuestras ciudades y pueblos, para ayudar a luchar contra la pobreza en los países del Sur.

En ISF ApD, por ejemplo, contamos con casi 400 voluntarios que cada día contribuyen a la misión de nuestra organización: poner la tecnología al servicio del desarrollo humano y a favor de la lucha contra la pobreza, para construir una sociedad más justa y solidaria, y, como decíamos más arriba, la mayoría de ellos lo hace desde el Norte, desde nuestras sedes de Canarias, Castilla–La Mancha, Extremadura y Madrid.

Nuestros proyectos en Mozambique, Tanzania, Nicaragua y Perú no serían una realidad sin, por ejemplo, los voluntarios del Grupo de Relaciones con Entidades Privadas que trabajan para conseguir financiación de empresas o colegios profesionales. Tampoco serían posibles sin la contribución de los voluntarios agrupados en las áreas en las que trabajamos -agua, energía, TIC y desarrollo agropecuario-, que investigan, colaboran y asesoran a nuestros equipos de proyectos y en terreno.

El equipo de traducción hace un trabajo imprescindible para cualquier actuación en Mozambique o Tanzania, salvando la siempre complicada barrera del idioma.

Sin duda el papel de la ciudadanía es clave para lograr un mundo más justo y solidario. Por ello, en ISF ApD también trabajamos para promover un cambio de actitudes y comportamientos en la sociedad española, fomentando valores de justicia y solidaridad, a través de acciones de sensibilización, movilización y educación para el desarrollo. El Grupo de Movilización Social es uno de nuestros equipos que tiene como objetivo el fomento de una ciudadanía activa, crítica y comprometida con el desarrollo humano.

También tiene este objetivo el Grupo Universidad, formado por casi 100 jóvenes estudiantes de diferentes escuelas técnicas, aunque su ámbito de actuación, como su nombre indica, es el universitario. Sus acciones van dirigidas a sus compañeros de clase, al profesorado y al personal de administración y servicios, haciendo de las universidades lugares más solidarios y comprometidos.

Pero no sólo las personas tienen capacidad de incidencia, también las empresas pueden ser un actor relevante en la contribución al desarrollo sostenible. El Grupo de RSC, entre otras actividades, trabaja para que estas entidades tengan en cuenta el impacto de su actividad en los países del Sur dentro de su estrategia, actuando responsablemente y logrando un impacto positivo en el desarrollo.

En el día a día de una organización como ISF ApD es también clave el voluntariado para acciones de comunicación, captación de socios, gestión económica, recursos humanos, soporte informático, secretaría, y un largo etc.

En definitiva, desde una tarea tan simple como hacer una fotocopia hasta una tan compleja como presidir la junta directiva de una organización como ISF ApD, el tiempo dedicado por los voluntarios es imprescindible para la lucha contra la pobreza en los países del Sur. Cada persona, independientemente de su formación, sus inquietudes o su tiempo, puede colaborar con una ONGD y puede hacer su pequeña aportación al objetivo común del desarrollo humano y sostenible.

2011 ha sido declarado el Año Europeo del Voluntariado, coincidiendo, además, con el décimo aniversario del Año Internacional de los Voluntarios de las Naciones Unidas, celebrado en 2001. ¿Hay un momento mejor para reafirmar nuestro compromiso con la población más vulnerable de los países del Sur?, ¿Hay un momento mejor para empezar a hacer voluntariado?



¿Por qué pagamos siempre “los de siempre”? (por Miguel Gorospe)

SEPAMOS PORQUE SIEMPRE PAGAMOS LOS DE SIEMPRE.

Se llama estado del bienestar a un conjunto de servicios públicos (sanidad, educación,  prestaciones sociales,…) que mejoran la vida de la ciudadanía. Estos servicios son financiados en su totalidad con los recursos económicos que recauda el sector público (impuestos, tasas, contribuciones, ..).Repartimos los gastos entre todos y todas.

El déficit público es el desequilibrio en las cuentas del estado, y se produce cuando el gasto público es mayor que los ingresos públicos. Las causas del déficit únicamente son dos: porque aumentan más los gastos que los ingresos o porque disminuyen más los ingresos que los gastos.

La aparición del déficit obliga a la búsqueda de nueva financiación, generalmente a través del  endeudamiento, que obliga al pago de unos intereses y a su devolución al vencimiento.

Un déficit constante afecta al desarrollo de un país, pues obliga a destinar cada  vez una mayor cantidad de dinero para su devolución y al pago de los correspondientes intereses.

El excesivo déficit público español actual  ha conducido a que la Unión Europea haya exigido reducir  su cuantía con medidas de ajuste, lo que ha significado: bajar el sueldo a los funcionarios, reducir las inversiones públicas, reformar las pensiones, privatizar empresas públicas, subir el IVA, etc…

La existencia de paraísos fiscales es un factor que contribuye al incremento del déficit público pues, al ser opacos, permiten evadir  fácilmente los impuestos empresariales y patrimoniales que deben tributar en un país  y, por tanto, reducir su recaudación fiscal.

¿Qué hacen los países para que evitar que estos capitales  se vayan  a los paraísos fiscales? : crean sus propios espacios o mecanismos internos de baja o nula fiscalidad.

De este modo las empresas y patrimonios  que pagaban impuestos en su país de origen, al refugiarse en paraísos fiscales o en espacios de baja fiscalidad, apenas pagan o no pagan nada, rompiendo el pacto social de que el estado lo pagamos entre todos proporcionalmente.

La consecuencia es que al final en el país de origen se recaudan  menos impuestos, mientras los gastos públicos no disminuyen… lo que afecta a su déficit público, que sigue aumentando.

Cuando los grandes patrimonios y las empresas evaden o reducen sus  impuestos, otros impuestos (principalmente IRPF e IVA) deben compensarlos, que son los que, generalmente, salen de mi bolsillo. También se empobrece el país, al reducir aquellas partidas del gasto público que podrían financiarse con el dinero evadido (inversiones, prestaciones sociales, servicios, …etc). Han roto el pacto social de repartirnos los gastos y provocado un gran daño.

Sin embargo, en los análisis sobre las causas de la situación económica actual  nunca  se señalan que una parte económicamente importante y moralmente muy importante de esta crisis del estado del bienestar nace de la existencia de los paraísos fiscales. Todo es opaco, pero el mínimo de evasión de impuestos para España se estima en unos 6.000 Millones de euros, solo de evasión de impuestos, sin contar todos los “daños colaterales” que producen, que pueden triplicar esa cifra.

Nos tomamos los paraísos fiscales como algo frívolo y exótico, y en realidad corroen las democracias.

Porque  para mantener la recaudación fiscal soy yo, somos nosotros, los de siempre, los más débiles, los que tenemos que pagar  más impuestos para que al final cuadren las cuentas.

La guinda de este círculo vicioso se produce al descubrir que parte del dinero que se presta a España para financiar su déficit público procede de paraísos fiscales. Los impuestos no pagados, se convierten en una inversión al prestárnoslos los evasores fiscales para financiar el déficit a través de la compra de deuda pública, y por los que pagamos intereses. Es el blanqueo perfecto, los defraudadores se convierten en inversores de guante blanco. ¿Podemos hacer algo?


Solidaridad Real Ya!

Las ONGD también estamos indignadas, y contentas de que la indignación haya tomado la calle. Indignadas porque millones de personas sigan muriendo de hambre cada día en el mundo, al mismo tiempo que los gobiernos acuden en auxilio del sistema financiero y reducen la ayuda a las personas más pobres. Mientras el rescate de los bancos ha costado a cada persona en nuestro país 5.000 euros, destinar el 0,7% al desarrollo apenas supondría 150 euros al año por persona. Sin embargo esa meta cada día está más lejos. Sólo en al último año la cooperación al desarrollo realizada por el conjunto de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos descendió 53 millones de euros. Con ese dinero podrían haberse garantizado 130.000 tratamientos anuales contra el sida o 261.000 vacunas contra el sarampión para menores de 5 años.

Estamos indignadas porque los partidos políticos, da igual el color, asumen formalmente compromisos con la lucha por la erradicación de la pobreza, como el de alcanzar el 0,7%, que luego incumplen sin miramientos, con la excusa de la crisis.

En Navarra, a pesar de seguir siendo una de las comunidades que mayor porcentaje de su presupuesto destina a cooperación para el desarrollo, será difícil cumplir con la meta propuesta en el Pacto Navarro contra la Pobreza de alcanzar los 31 millones de euros en el 2012, compromiso asumido, recordemos, por todos los partidos con representación parlamentaria. Se ha pasado de 22’8 millones de euros presupuestados y 20’7 ejecutados en 2008, a 21’7 y 20’6 respectivamente en 2009 y 21’8 millones de euros y 20’5 en 2010. En 2011 el presupuesto para AOD se ha reducido con respecto al año anterior, quedándose en 20’3 millones de euros (el 0’48% de los Presupuestos Generales de Navarra).

Estamos indignadas, incluso hartas, de que se antepongan los intereses del mercado a los de las personas. Por eso el lema de la campaña que las ONGD hemos lanzado conjuntamente en todo el Estado, incluida Navarra, “Las personas primero, la crisis no es excusa”.

Esperamos que en el próximo período los gobiernos autonómicos y locales nos escuchen. Que escuchen a los miles de personas que estos días, indignadas, ocupan calles y plazas, reclamando lo que tantas veces hemos pedido desde las ONGD: un sistema que garantice la igualdad, la solidaridad, el bienestar humano, la equidad de género, la sostenibilidad ecológica, el derecho a la educación, a la salud, a la participación política y el desarrollo pleno de todas las personas que habitan el planeta.

Y ¿qué tenemos que decir? La lista es larga. Que la cooperación para el desarrollo es una política pública que alcanza a todos los niveles del Estado, incluidos Gobiernos Autonómicos y Locales. Que como sociedad civil reclamamos nuestra participación y la definición de esas políticas. Que, en su compromiso con las personas más desfavorecidas, tanto Gobierno de Navarra como los ayuntamientos deberían destinar al menos el 0,7% de sus presupuestos a la ayuda a los países empobrecidos. Que los fondos obtenidos por la recaudación del IRPF deberían sumarse a los ya comprometidos en los presupuestos del Gobierno de Navarra, sumando así el compromiso ciudadano al compromiso político, y no sustituyéndolo.

Que la Educación para el Desarrollo y la Sensibilización de la opinión pública aquí en el Norte son tan importantes como los proyectos que se realizan en el Sur y debería constituir una prioridad que se exprese en el aumento de los fondos disponibles hasta el 10% del total de la AOD.

Que se potencie una economía solidaria, impulsando la Banca Ética, el consumo responsable y el comercio justo. Que se desarrolle por fin la Ley del Voluntariado en Navarra. Que se impulse un consenso social sobre migraciones, propiciando un debate abierto y multisectorial. Que se revisen las políticas sociales dirigidas a las personas en situación o en proceso de exclusión social, elaborando planes de inclusión integrales.

Que se inste al Gobierno español para que condone la deuda externa, demostrada ilegítima, y reduzca el gasto militar trasformándolo en inversión social. ¿Seguimos?

Como decía una famosa canción “no estamos locos, que sabemos lo que queremos”: queremos unos gobiernos solidarios, comprometidos, dialogantes, defensores de las organizaciones sociales, coherentes, participativos, responsables, transparentes e implicados con la erradicación de la pobreza. Porque, no olvidemos: erradicar la pobreza hoy es posible, y la crisis no es una excusa.

Teresa Burgui

Vocal de Redes de la Coordinadora de ONGD de Navarra


Día del Medio Ambiente: 5 de junio

Desde 1973, todos los años el 5 de junio tenemos la oportunidad de recordar que somos parte del medio ambiente y que tenemos responsabilidad de tomar conciencia y cambiar nuestra forma de actuar respecto de todos esos temas que, al parecer, no nos afectan directamente.

Son muchas las organizaciones que nos invitan a reflexionar en positivo sobre lo que podemos hacer para frenar el cambio climático y el calentamiento global… desde Naciones Unidas, a través de la sensibilización mundial, la promoción de la atención y la acción política, hasta las ONG ecologistas como por ejemplo Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, entre otras, organizando actividades de todo tipo por todo el territorio español  para sensibilizar sobre “la necesidad de frenar el cambio climático, apostar por la agricultura sostenible, reducir la producción de residuos y disfrutar, cuidar y aprender del entorno natural que nos rodea”. Muchas de estas medidas son necesarias, además, para evitar que el cambio climático revelen sus efectos más severos en los países empobrecidos.

Según un informe de Intermón Oxfam, “La pobreza, más que cualquier otro factor, determina la vulnerabilidad frente al cambio climático y limita la capacidad de adaptación. La combinación del accesoa y el control de la tierra, el dinero, los créditos, la información, la atención
sanitaria, la movilidad personal y la educación determina la capacidad de supervivencia y de recuperación frente a desastres, y la capacidad para realizar cambios a largo plazo e invertir en la adaptación. Las desigualdades de género existentes se unen a la pobreza aumentando así la vulnerabilidad de las mujeres frente al cambio climático y socavando su capacidad de adaptación.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) nso invita a hacer un “cambio de estilo de vida” para contribuir a esta causa… he aquí algunas de sus propuestas:

¿Que puede hacer usted?

Una manera rápida y fácil de involucrarse es hacer a otros conscientes de los problemas de los bosques compartiendo este website, organizando un evento, o participando en las celebraciones del DMMA este año.

Los gobiernos deben desarrollar e implementar políticas que animen al uso sostenible de los bosques. Deben considerar acordonar áreas habitadas por especies en riesgo de extinción y promover la restauración de bosques donde estos han sido talados.

Las compañías privadas tienen una oportunidad de invertir sabiamente en la nueva Economía Verde mientras desarrollan un estatus socialmente responsable con sus consumidores. Ellos pueden desarrollar procesos de adquisiciones que sólo compren en bosques cuya gestión sea sostenible, como productos certificados por el Consejo de Administración Forestal (FSC). Sea el primero de su organización en cambiar las políticas de la compañía hacia el crecimiento verde!

La sociedad civil puede jugar un papel importante supervisando independiente todas las partes involucradas, mientras eleva la consciencia sobre los bosques y apoya las iniciativas de los movimientos de base (grassroots ).

Como las compañías privadas, los individuos pueden tomar sabias opciones premeditadas sobre que productos compraran y únicamente adquiriendo productos forestales que se originan en fuentes sostenibles. Esto significa, comprobando que los muebles, madera, papel y otros productos que compren provienen de fuentes legales. Una manera rápida y fácil de hacer esto es verificando el logotipo de certificación FSC.

Lo más importante es que tomar acción sobre los bosques requiere un compromiso continuado al cambio del estilo de vida y por consiguiente no es una acción aislada. Su nuevo estilo de vida demanda que usted sea un consciente-forestal en todas sus opciones, consumos y acciones.