Archivo mensual: marzo 2012

Todo cifras… pero ¿sabes en qué repercuten los PGE? #PresupuestosSociales

Ya hemos visto qué son los PGE, por qué son importantes, quiénes los deciden y cómo se aprueban pero, dentro de la marabunta de números y partidas que uno se encuentra cuando se enfrenta a ellos, resulta también importante conocer en qué repercuten directa e indirectamente los mismos. Dependiendo de estos niveles de repercusión podremos analizar por un lado las cantidades concretas de recursos que se pretenden destinar a un fin más o menos específico y por otro la visión que un determinado gobierno tiene tanto de las vías de recaudación de ingresos como de los gastos necesarios y los recortes aceptables, o dicho de otra manera, cuál es su política económica. En este apartado nos centraremos en las repercusiones directas relacionadas con el apartado de gastos de los PGE, al ser este el más claro para entender la importancia de las mismas.

Dentro de la estructura principal que tiene el apartado de gastos de los PGE, vemos varios niveles de concreción que van de los más generales, los resúmenes que por lo general suelen llegar hasta los titulares de los medios de comunicación, hasta los más concretos reflejados en los nueve capítulos mencionados en el primer apartado. Esos resúmenes más generales donde se encuentran organizados todos los gastos del Estado y los totales del presupuesto son las conocidas políticas o áreas de gasto. Se dividen en cuatro grande grupos que responden a:

  1. Servicios Públicos Básicos
  2. Actuaciones de Protección y Promoción Social (Gasto Social)
  3. Producción de Bienes Públicos de Carácter Preferente
  4. Actuaciones de Carácter Económico

Así, en la primera encontraremos el gasto referido a política exterior, defensa o justicia, en la segunda todo lo relacionado con pensiones, fomento del empleo y servicios sociales, la tercera hará referencia a la educación, la cultura y la sanidad y en la cuarta se destinarán las partidas de industria, turismo, agricultura, comercio, infraestructuras, etcétera. Cabe destacar que en este primer macronivel de concreción no existe ningún campo referido específicamente a la cooperación al desarrollo.

 El siguiente nivel, dentro de cada una de las secciones dependientes de las áreas de gasto (una de esas secciones será, por ejemplo, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación), es el referido a los programas. Los ministerios dividen su presupuesto en programas, donde cada programa suele corresponder a una unidad orgánica identificada. Por ejemplo, la cooperación al desarrollo es el programa 143A del Ministerio de Exteriores. Dentro del programa, los gastos se dividen en los nueve capítulos ya explicados, siendo estos el último y más específico nivel de concreción existente dentro de los PGE. Es una división funcional: el capítulo 6 son inversiones de capital (contratos, asistencias técnicas, convenios, etc), el capítulo 7 son ayudas públicas, por ejemplo. Para pasar presupuestos de un programa a otro dentro de un Ministerio se requiere la autorización de Hacienda. Para pasar de un capítulo a otro, existen reglas muy estrictas.

A la luz de lo que acabamos de ver, podríamos afirmar que la repercusión más claramente directa de los PGE recae sobre los distintos programas presupuestarios que cada sección presenta y, dentro de estos, más concretamente sobre los capítulos, mientras que la indirecta vendría a señalar el análisis que de las distintas políticas de gasto, el nivel superior, puede extraerse. Esto tiene una primera implicación clara sobre, por ejemplo, la realidad de la cooperación al desarrollo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores tiene identificado, como hemos dicho, el programa presupuestario de cooperación al desarrollo 143A, en el que está incluida la AECID. Este Ministerio gestiona unos 2000 millones de euros que es, aproximadamente, el 50% de la cooperación al desarrollo en nuestro país, según las estadísticas oficiales. En la memoria del programa presupuestario se describen las actuaciones, sin embargo lo que no es posible conocer es lo que realmente va destinado a cooperación, ya que en un presupuesto se incluyen como capítulos tanto los gastos de personal, los de edificios y demás, como los que realmente se destinan. La AOD canalizada por las ONG representa sólo un 14% del presupuesto del MAEC, pero representamos un número de receptores de derechos (beneficiarios) mucho más amplío.

El segundo aporte en cuantía, 25-30%, viene del Ministerio de Economía y Hacienda. Sin embargo, en sus presupuestos no es posible identificar las partidas específicas. Tal vez esto signifique que son aportaciones a organismos internacionales, incluso no sería descartable que se incluyese como cooperación al desarrollo la aportación al FMI. Los otros ministerios tienen menos del 12% y el resto es lo que aportan comunidades autónomas y corporaciones locales. Por lo tanto es muy difícil saber exactamente cuánta ayuda otorga el Estado en sus Presupuestos Generales y, sobretodo, exactamente en qué. Es decir, no hay una estadística que diga: “de los gastos de Exteriores el x% se dedican a personal propio del Ministerio dedicado a cooperación, y x% a mantenimiento de edificios, etc.”

Lo que sí que se puede discriminar, y resulta francamente útil, mediante la repercusión indirecta es dentro de que área de gasto se encuentra la cooperación al desarrollo según los PGE. Hace unos días, el ministro de Asuntos Exteriores justificaba los desmesurados recortes que va a sufrir la cooperación en España afirmando que “recortar en cooperación es una opción extremadamente dolorosa, pero la otra opción, a lo mejor, es recortar pensiones o cerrar ambulatorios“. Sin embargo, cabe destacar que, mientras que las pensiones y los ambulatorios se refieren al área de gasto número 2 (la del gasto social), la cooperación al desarrollo entra dentro de otra política de gasto distinta, la número 1, referida a los servicios públicos básicos. Por tanto, podemos afirmar no sólo que la cooperación al desarrollo no guarda ninguna relación con el gasto social, sino que la comparación del ministro es ciertamente desafortunada y sesgada, ya que el hecho de que se recorte en cooperación al desarrollo no garantiza en ninguna medida que se lo recortado sea destinado a ninguna política de gastos distinta.

Miguel Ángel Vázquez Martín, (Fundación PROCLADE). Grupo de Trabajo de Pobreza Cero.


PGE… ¿qué es lo que está en juego? #PresupuestosSociales

Hasta ahora, hemos intentado entender qué son los Presupuestos Generales del Estado, cuáles son sus partidas y quién y cómo se deciden. Hasta ahora, hemos podido descubrir algunos de sus elementos clave pero, ¿por qué son tan importantes los Presupuestos Generales del Estado?

  • Porque recogen el 52% de todos los recursos gestionados por las Administraciones Públicas. Y es en este documento donde se nos indican cómo se distribuyen estos recursos entre las diferentes partidas.
  • Porque de esta manera se demuestran las prioridades del Ejecutivo y nos avanza cuáles serán sus políticas de cara al año en curso.
  • Porque también incluye los presupuestos asignados a Pensiones y Prestaciones por Desempleo, partidas que irán destinadas a dos de los colectivos más vulnerables ante la crisis económica: jubilados, pensionistas y parados.
  • Porque los Presupuestos Generales del Estado recogen también el dinero destinado a las Entidades Públicas Empresariales como AENA o RENFE así como a otras sociedades estatales como el INEM, RTVE, Museo del Prado.
  • Porque junto a los gastos, recoge también los ingresos, y con ello refleja el sistema tributario de cara al próximo año. Y es importante porque sólo un sistema tributario, justo y progresivo permite garantizar una redistribución de la riqueza.
  • Porque aunque nos parezca algo ajeno y lejano, todos contribuimos a los Presupuestos Generales del Estado, ya sea directa (a través de la declaración del IRPF, por ejemplo) o indirectamente (a través del IVA cuando compramos una entrada para el cine o una barra de pan).

 

¡Atención a la letra pequeña!

Que hay que mirar con lupa los Presupuestos Generales del Estado es algo que ya ha quedado claro. Pero también hay que mirar con detenimiento lo que este documento no dice. Y es que, por ejemplo, no todos los gastos e ingresos que pueden tener las administraciones públicas centrales aparecen recogidas en estas cuentas. De hecho, existen una serie de leyes paralelas para aquellas materias que, aun siendo instrumentos de política de Gobierno, su inclusión en la Ley Anual de Presupuestos puede ser discutida: se trata de las Leyes de Acompañamiento. Unas leyes a las que no siempre se les da toda la publicidad que debiera y por donde “nos la pueden colar”.

También es cierto que mirando los Presupuestos Generales del Estado es imposible saber qué cantidad de dinero irá destinado para la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Y es que habrá que esperar al reparto que se haga después el Ministerio competente. Una decisión a la que habrá que estar muy pendiente después de que la AOD española bajara en 2011 al 0,29% de nuestro Producto Interior Bruto, sin tener todavía en cuenta el recorte ya anunciado por el actual Gobierno. Es muy importante que tengamos en cuenta que, por eso, en ningún caso la partida destinada a AOD tiene relación alguna con la destinada a pensiones o gasto social en España, pues provienen de Capítulos presupuestarios distintos y su reparto se efectúa en distintos Ministerios.

Y aunque tampoco quede especificado en el extenso documento de los Presupuestos Generales del Estado, lo cierto es que durante el 2012 se dará “prioridad absoluta” al pago de la deuda (recordamos a los lectores que, en el caso de España, a diferencia de Francia, Alemania y otros países de la UE, tiene su origen en la deuda privada y no en la deuda pública) y de sus intereses frente a otras partidas. Y es que esto es precisamente lo que acordaron Partido Popular y PSOE cuando establecieron un techo de gasto en la Constitución. Un techo de gasto que impedirá al actual y a los futuros Gobiernos aplicar las políticas anticíclicas[i] recomendadas por varios premios Nobel de Economía como Joseph Stiglitz o Paul Krugman.

 

Ana Clara Padilla y Jose Alfonso Delgado, (Fundación PROCLADE). Grupo de Trabajo de Pobreza Cero.


[i] Que la intervención pública contrarreste los efectos de la crisis a través de la inversión y la facilitación del crédito.


#50litros. Punto y seguido

Hoy, 22 de marzo, Día Mundial del Agua, terminan las tres semanas en las que hemos vivido con 50 litros y que os hemos contado en el blog http://50litrosdeaguadiarios.wordpress.com/. Es hora de hacer un pequeño balance.

Durante estos días hemos “sufrido” –ha habido días en los que Itziar no se ha podido aclarar el pelo, yo me he quedado sin agua o Alberto no ha podido poner una lavadora a pesar de que la situación lo requería-, hemos hecho nuevos “amigos” –nuestros cubos, bañeras de bebé, botellas y vasos medidores nos han acompañado durante tres semanas-, hemos aprendido trucos para ahorrar agua –compartir cisterna o ducharnos con un cubo-, hemos saboreado las “mieles de la fama” –calculo que habremos hecho alrededor de 30 entrevistas para radio, prensa y televisión-, hemos disfrutado charlando sobre el agua con vosotros y vosotras, en la calle, en la oficina, a través del blog y en redes sociales, y nos hemos ido a casa con la satisfacción de que cada día alguien más sabía qué pasa con el Derecho Humano al Agua en los países del Sur (acabo de mirar las estadísticas del blog y estamos a menos de 100 de llegar a las ¡10.000 visitas!).

En estas tres semanas, también hemos recibido con alegría la noticia de que, según la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, el número de personas sin acceso básico a agua se ha reducido de 884 millones a 783, ¡101 millones menos! y que, con toda probabilidad, la meta del milenio de agua se alcanzará en 2015, según lo previsto en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin embargo, todavía quedan 783 millones de personas. Por eso, aunque hoy acabe esta iniciativa, tenemos que continuar moviéndonos a favor del Derecho Humano al Agua, por eso el último post del blog es sólo un punto y seguido. Como os contábamos en un vídeo, es necesario que sigamos marcando la diferencia.

Muchos ya estamos en ello. El martes pasado, por ejemplo, el Grupo de Movilización Social de ONGAWA en Madrid organizó una acción en la que nos invitaron a dar luz al Derecho Humano al Agua.

Se trata de una iniciativa más en esta carrera de fondo en la que nos hemos embarcado que tiene como meta que el Derecho Humano al Agua y el resto de derechos humanos sean una realidad para las personas más vulnerables de los países del Sur, para conseguir un mundo sin pobreza.

Os invitamos a seguir acompañándonos en esta tarea que sabemos que podemos conseguir si nos echáis una mano. Por eso, como cierre de mi participación en esta “aventura” os propongo que sigamos conectados para conseguir este objetivo a través de ONGAWA en Movimiento.

Jorge Castañeda, Responsable de Movilización Social de ONGAWA. Grupo de Pobreza Cero. @jcponline


Ahora entramos en materia… ¿quiénes deciden sobre los PGE? #PresupuestosSociales

¿Quiénes deciden y cómo se aprueban los Presupuestos Generales del Estado (PGE)?

Podemos decir que son 4 las Fases las que componen el proceso presupuestario: la elaboración, la aprobación, la ejecución y el control.  En esta aproximación a los PGE nos vamos a referir principalmente a las dos primeras fases que quedan resumidas en el siguiente cuadro:

Previamente a la elaboración de los PGE, el Consejo de Ministros deben fijar cuál será el límite de gasto no financiero[1] (el Límite de gasto no financiero para el 2012 117.353 millones de euros, en términos homogéneos, lo que supone una reducción del 3,8% en relación al año anterior) y es asimismo aprobado por las Cortes Generales uno o varios meses antes de los PGE.

La elaboración corresponde principalmente al Gobierno (Poder Ejecutivo) y la aprobación al Poder Legislativo (Congreso de los Diputados y Senado) y consiste en la elaboración del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado. Según la Constitución Española, el Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los PGE al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior.

El primer semestre de cada año, el Gobierno (Consejo de Ministros), a propuesta del Ministerio de Hacienda y previo informe del Consejo de Política Fiscal y Financiera de las Comunidades Autónomas y de la Comisión Nacional de la Administración Local, acordará los objetivos de estabilidad presupuestaria en términos de PIB nacional, para los tres ejercicios siguientes. El acuerdo que tome al respecto el Consejo de Ministros y el informe del Ministerio de Hacienda mencionado se remiten a las Cortes Generales, donde deberán ser aprobados.

El proceso de elaboración comienza con la proposición de anteproyectos parciales. Los Ministerios y los demás órganos del Estado remiten al Ministerio de Hacienda sus correspondientes propuestas ajustadas a los límites de distribución de gasto que hayan establecido. Estas directrices se determinan a través de la Comisión de Políticas de Gasto presidida por el Ministerio de Hacienda. Estas propuestas y el resto de la documentación necesaria para elaborar los PGE se remiten al Ministerio de Hacienda normalmente antes del 1 de mayo (este año 2012 es especial, pues los PGE llevan varios meses de retraso).

Posteriormente se forma el anteproyecto de ley de PGE . La Dirección General de Presupuestos elabora los Estados de gastos e ingresos del anteproyecto de PGE. Para la elaboración de gastos tiene en cuenta las orientaciones de la política económica del Gobierno, las consideraciones de la Comisión de Políticas de Gasto, los estudios de asignación de recursos efectuados por las Comisiones de Análisis de Programas y las propuestas remitidas por distintos centros gestores. Para elaborar los estados de ingresos se atiende a las consideraciones de la Comisión de Ingresos.

El Ministerio de Trabajo une los anteproyectos de presupuestos del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria y del Instituto de Mayores y Servicios Sociales a los del resto de las Entidades Gestoras, Servicio Común y Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales para formar el Anteproyecto de Presupuesto de la Seguridad Social, que se remite al Ministerio de Hacienda para que ambos Ministros lo eleven conjuntamente al Gobierno para su aprobación e inclusión en el Proyecto de PGE.

Corresponde al Ministro de Hacienda elevar al Gobierno el anteproyecto de la Ley de PGE, normalmente antes del 15 de septiembre.

La aprobación del Proyecto de Ley de PGE se realiza por el Consejo de Ministros, incluyendo el articulado, los correspondientes anexos y los estados de ingresos y de gastos. Una vez aprobado es remitido a las Cortes Generales antes del día 1 de octubre del año anterior al que se refiera.

La tramitación parlamentaria del proyecto se puede dividir en las siguientes fases:

–          Recepción por el Congreso de los Diputados del proyecto de Ley de PGE. Dentro de esta Cámara Baja se desarrollan las siguientes actuaciones:

  • Se publica en el Boletín Oficial de las Cortes Generales. Congreso de los Diputados y se abre el plazo para la presentación de enmiendas a la totalidad y al articulado.
  • Finalizado el plazo de enmiendas se celebra el debate de totalidad por el pleno del Congreso en el que deben aprobarse las cuantías globales de los estados de ingresos y gastos.
  • Se remite a la Comisión de Presupuestos del Congreso que dictamina.
  • El proyecto de Ley de PGE se somete a debate por el Pleno del Congreso (articulado y estado de gastos) y se aprueba remitiéndolo al Senado  (si no se aprueba se devuelve al Gobierno).

–          Recepción por el Senado (Cámara Alta).

  • Se publica en el Boletín Oficial de las Cortes Generales. Senado y se abre plazo para la presentación de enmiendas parciales o el veto.
  • Finalizado el plazo se envía a la Comisión de Presupuestos del Senado que dictamina.
  • Se somete al debate del Pleno y se vota

–          Recepción de nuevo en el Congreso de los Diputados.

  • Si hubiese existido veto en el Senado (enmienda a la totalidad) se someterá de nuevo a votación en el Congreso y si la aprobación es por mayoría absoluta el veto se levanta definitivamente. Si no se ratifica, se esperan dos meses y basta la mayoría simple para su aprobación. En caso contrario se devuelve al Gobierno.
  • Si no hubiera veto, se aprobarán enmiendas del Senado por mayoría simple de los votos emitidos en el Congreso.

 Cuando se aprueba el proyecto de Ley de PGE definitivamente en el Congreso se convierte en Ley y se publica en Boletín Oficial del Estado, entrando en vigor, normalmente el 1 de enero del año correspondiente. Hasta hace poco en la Ley de PGE se recogían también otros aspectos que, sin ser estrictamente presupuestarios, condicionaban su aplicación, pero desde el año 1993 se aprueba una Ley complementaria de la Ley de PGE (de acompañamiento) de cada año dónde se incluyen todos estos aspectos.

 Ángel Luís Caballero, (Fundación PROCLADE) Grupo de Trabajo de Pobreza Cero.


[1] El Límite de Gasto no financiero se fija calculando la Capacidad de ingreso (+) y la Necesidad de gasto en términos de % del PIB.


Hablando de Presupuestos Generales del Estado #PresupuestosSociales

Mucho se habla de esto últimamente, pero… ¿sabes qué son los Presupuestos Generales del Estado?

Como toda persona, familia, organización o empresa, España como estado también se sienta cada año, o más bien nuestros políticos, y elaboran lo que conocemos como Presupuestos Generales del Estado (PGE). Este concepto, que a veces nos suena abstracto, no es más que la programación del conjunto de ingresos y gastos previstos para la Administración Central en un año dado. En este caso, las cuentas tienen un formato de Ley, es decir: los PGE se consideran un acto legislativo y obligan a todo el sector público.

Según el artículo 134 de la Constitución Española, los PGE se inspiran en los siguientes principios:

  • Competencia: la potestad de elaborar los PGE corresponden al Gobierno, y la potestad de su aprobación a las Cortes Generales.
  • Universalidad: los PGE deben incluir todos los ingresos y gastos del sector público previstos para el año en cuestión.
  • Anualidad: la vigencia temporal de los PGE debe de ser un año natural. En este caso, como la aprobación de los presupuestos se ha atrasado hasta el mes de marzo, su validez será de 9 meses.
  • Publicidad: las cuentas se deben hacer públicas: durante la elaboración con el debate parlamentario; durante la ejecución con interpelaciones y preguntas parlamentarios; al términos de su gestión, con la obligación de rendir cuentas al Tribunal de Cuentas.

En definitiva, los PGE se presentan como el principal instrumento de planificación económica del Estado, y un claro reflejo de la política fiscal (los PGE recogen tanto impuestos directos como indirectos, tasas de servicios públicos, transferencias patrimoniales…). Y es que la política fiscal se hace tanto desde el punto de vista del gasto, de la inversión y de cómo se financia dicho gasto.

¿Qué partidas incluyen los PGE?

Como todo presupuesto, los PGE especifican a qué dedicarán sus recursos, para lo que se dividen en capítulos presupuestarios. Y aunque en realidad son nueve, los que se suelen manejar con más frecuencia son los tres que hacen referencia a los gastos de personal, los gastos corrientes y las inversiones.

  • Capítulo 1: personal. Con este capítulo, se pagan los sueldos y cotizaciones a la Seguridad Social de todos los trabajadores: desde los altos cargos hasta el personal funcionario, pasando por los eventuales.
  • Capítulo 2: todos lo relativo a gasto corriente. Esta partida, muy diversa, se lleva en torno al 20% del presupuesto de estos puntos. Incluye, entre otros elementos, alquileres de inmuebles, transportes (viajes de avión del Gobierno, hoteles…), reparaciones y gastos de mantenimiento; bienes de consumo (material de oficina, agua, gas, productos farmacéuticos); o trabajos subcontratados a otras empresa (seguridad, limpieza, conferencias y estudios técnicos…)
  • Capítulo 6: inversiones. Supone el 10% del presupuesto  y afecta a todo tipo de obras de infraestructuras, inmuebles, obra civil, adquisición de bienes de equipo

Aunque estas tres partidas son a las que los medios de comunicación suelen prestar más atención, no son las únicas. Los PGE cuentan con más capítulos que, aunque son más desconocidos, resultan clave en un momento de crisis como el actual. Sobre todo si tenemos en cuenta que las partidas 1, 2, y 6 suponen menos del 20% del total de los PGE, mientras que el restante 80% se destina a los capítulos que especifican operaciones financieras. Es decir, lo que se debate en el Congreso, de lo que hablan los medios, lo que aparentemente se parte y reparte de los PGE son los capítulos 1, 2, 3, 4 y 6, cuando la realidad es que casi el 80% de los PGE se van en los capítulos 5, 7, 8 y 9. (Más información aquí).

Estos son, entre otros, el capítulo 3, que se refiere a los gastos motivados por los intereses de deuda o por su cancelación. Capítulo al que el actual Gobierno ya apunta como prioridad económica. Y pendientes también de los capítulos 8 y 9, que informan sobre activos y pasivos financieros respectivamente; es decir: la adquisición de deuda del Sector Público que el Gobierno va a hacer en el año en cuestión o la concesión de préstamos tanto al sector público como privado. Además, recogen la posterior amortización de la deuda pública y préstamos entre otros aspectos.

Es decir, que estos capítulos que recogen el 80% de los PGE están destinados a movimientos financieros, deudas a pagar, transferencias, etc., no van destinados al sostenimiento directo de la actividad a través del pago de nóminas, compra de bienes y de servicios, sino a una cantidad tremenda de operaciones financieras de las que es muy difícil estar al corriente y seguirle el rastro, salvo que se esté plenamente sumergido en este tipo de actividades.

Una serie de partidas a las que habrá que prestar más atención, sobre todo, después de la última reforma constitucional acordada por el Partido Popular y el PSOE. Una reforma en la que se estableció por ley darle “prioridad absoluta” al pago de la deuda y de sus intereses.

La otra cara: los INGRESOS.

En el apartado de ingresos, el Estado contempla diferentes capítulos, aunque lo que comúnmente se debate y a lo que se presta atención es solamente el “reparto” (los gastos), quizá debiéramos también prestar atención a la otra mitad de los PGE: los ingresos. Al igual que los gastos, el apartado de ingresos se divide por capítulos.

Capítulo 1.-Impuestos directos y cotizaciones sociales. Se incluyen todos los recursos exigidos sin contraprestación cuyo hecho imponible esté constituido por negocios, actos o hechos de naturaleza jurídica o económica que pongan de manifiesto la capacidad contributiva del sujeto como consecuencia de la posesión de un patrimonio u obtención de la renta. Entra aquí el impuesto sobre la renta de las personas físicas y de las sociedades, sobre el capital y patrimonio y cotizaciones sociales.

Capítulo 2.-Impuestos indirectos. Se incluyen todo tipo de recursos exigidos sin contraprestación cuyo hecho imponible esté constituido por negocios, actos o hechos de naturaleza jurídica o económica que pongan de manifiesto la capacidad contributiva del sujeto pasivo, como consecuencia de la circulación de los bienes o el gasto de la renta.

Capítulo 3.-Tasas, precios públicos y otros ingresos. Son ingresos derivados de la prestación de servicios o la realización de actividades en régimen de derecho público, que se refieren, afecten o beneficien a los sujetos pasivos.

Capítulo 4.-Transferencias corrientes. Son recursos condicionados o no por el Estado, Organismos Autónomos y Entes Públicos sin contrapartida directa por parte de los agentes que lo reciben y que se destinan a financiar operaciones corrientes.

Capítulo 5.-Ingresos patrimoniales. Recoge los ingresos procedentes de rentas de la propiedad o del patrimonio del Estado, sus Organismos Autónomos y Entes Públicos, así como los derivados de sus actividades realizadas en régimen de derechos privados.

Capítulo 6.-Enajenación de inversiones reales. Comprende los ingresos derivados de la venta de bienes de capital de propiedad del Estado, Organismos Autónomos y Entes Públicos.

Capítulo 7.-Transferencias de capital. Son los recursos condicionados o no, recibidos por el Estado, Organismos Autónomos y Entes Públicos sin contrapartida directa por parte de los agentes que los reciben, y que se destinan a financiar operaciones de capital.

Capítulo 8.-Activos financieros

Recoge los ingresos procedentes de enajenación de activos financieros, así como los ingresos procedentes de reintegros de préstamos concedidos y los reintegros de depósitos y fianzas constituidos.

Capítulo 9.-Pasivos financieros. Se imputan en este capítulo los ingresos obtenidos por el Estado, Organismos Autónomos y Entes Públicos procedentes de emisión de deuda, obtención de préstamos y de los depósitos y fianzas recibidas.

Ana Clara Padilla y Jose Alfonso Delgado (Fundación PROCLADE) Grupo de Trabajo de Pobreza Cero.


#8demarzo: la historia de Erma (por Paz y Desarrollo)

Erma tiene 25 años, pertenece al pueblo guaraní de la República de Paraguay.

El pueblo guaraní, como muchos otros pueblos indígenas de América Latina, está siendo excluido de su tierra y perdiendo los recursos que ésta les proveía. Sus bosques ya nos son capaces de abastecer  a toda la población. Los/as guaraníes son un pueblo profundamente espiritual, buscan insaciablemente ‘la tierra sin mal’ donde la gente vive libre de dolor y sufrimiento. Por ello, intentan evitar el contacto con las personas ajenas a su pueblo, tradición impuesta especialmente a las mujeres.

Las guaraníes representan en sus comunidades los roles tradicionales de crianza, labores domésticas, apoyo en los cultivos y artesanías. Tanto hombres como mujeres han declarado a lo largo de la historia que no existían conflictos a causa de sus diferencias, y que si así habían vivido durante siglos en armonía y paz, no había motivos para cambiar.

Erma se cruzó en nuestras vidas en 2005, el año que comenzamos a desarrollar junto a ella y su comunidad un programa de desarrollo integral. Desde el principio, Erma comenzó a demostrar su aptitud para el liderazgo y empezó a acompañar al grupo de líderes hombres que representaban a sus comunidades ante las instituciones del Estado. Comenzó a captar aquellos espacios de participación con el fin de redefinir los intereses de las mujeres de su comunidad. Se preguntaba: ¿por qué no?, ¿por qué yo no puedo ser líder?, ¿por qué yo no puedo hablar castellano o exigir que me entiendan en mi propia lengua?, ¿por qué yo no puedo vender mis productos directamente?

Durante siglos, los hombres han fundamentado estas preguntas basándose en el argumento de la protección de sus mujeres del mundo exterior.

Como Erma, otras mujeres de su comunidad han decidido expresar sus deseos de cambio. Probar por ellas mismas, protegidas quizás de otra forma que no sea la del poder masculino, sino la del derecho universal a la igualdad.

El camino no es fácil, pero ya han comenzado a ser parte de la deshidratación de hierbas medicinales en equipos solares y a comercializar los productos propios de su cultura. A una escala reducida, se han enfrentado al contacto directo con el público no indígena.

Todavía queda mucho por recorrer. Pero en un día como hoy, nos gustaría hacer visibles a todas esas mujeres anónimas, invisibles, que se preguntan, que contradicen, que se rebelan, que se atreven a ser diferentes, que trabajan jornadas eternas, que se dedican en cuerpo y alma por cambiar el curso de lo establecido.

A todas ellas, gracias.


#8demarzo – cuestión de derechos

Compartimos con vosotr@s esta entrada en la página de Solidaridad Internacional pues creemos que es pertinente. Nos queda mucho por hacer. En el trabajo, en nuestra vida cotidiana, en nuestras reivindicaciones, el género es cuestión de derechos humanos.

Entrada original esn: http://solidaridad.org/Que_son_los_derechos_sexuales_y_reproductivos_.htm

¿Qué son los derechos sexuales y reproductivos?

No es cuestión de ideología, sino de vida o muerte

¿Qué son los derechos sexuales y reproductivos?
Los derechos sexuales y reproductivos son parte integral de los derechos humanos y garantizar su disfrute es indispensable para alcanzar el bienestar físico, mental y social. Por ello es necesario que se respete el derecho de las personas a decidir de forma libre y responsable sobre las cuestiones relacionadas con su propio cuerpo.

¿Qué implica ejercer libremente los derechos sexuales y reproductivos? 

•    Garantizar el acceso a información y servicios públicos de salud sexual y reproductiva gratuitos, integrales y de calidad.
•    Garantizar el derecho a decidir cuándo cómo y con quién queremos mantener relaciones sexuales.
•    Asegurar el aborto seguro, sin discriminación y sin riesgo para la salud.
•    Garantizar el derecho a decidir si se quieren tener hijos y el número de hijos e hijas, , el espaciamiento de los nacimientos y el intervalo entre éstos.
•    Erradicar la violencia de género y la violencia sexual contra las mujeres.
•    Eliminar las prácticas tradicionales dañinas, como son la mutilación genital femenina, las esterilizaciones y los abortos forzados.
•    Acceder al matrimonio en condiciones de mutuo acuerdo,  eliminación del matrimonio forzado y el matrimonio a edades tempranas.
•    Despenalizar las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo y garantizar el derecho a la no  discriminación por orientación sexual.
•    Buscar, recibir y suministrar información sobre la sexualidad y reproducción, incluyendo información sobre métodos anticonceptivos.
•    Garantizar la educación sexual.
•    Reducir la propagación y los efectos del VIH-SIDA.
•    Garantizar el acceso a anticonceptivos.
•    Participar activamente en la defensa y promoción de los derechos sexuales y los derechos reproductivos.
•    Garantizar el derecho a llevar una vida sexual satisfactoria, segura y placentera.
•    Garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.

Algunos datos

  •  Las complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto constituyen la mayor causa de muerte para mujeres entre 15 y 19 años en países en vías de desarrollo. 1
  •  Una mujer muere cada 8 minutos en algún país en vías de desarrollo debido a complicaciones de un aborto inseguro y  las complicaciones resultantes de dichos abortos representan en torno al 13% de la mortalidad derivada de la maternidad en el mundo, de acuerdo con el UNFPA. 2
  •  La infección por el virus del sida es la principal causa de mortalidad y de enfermedad entre las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) de todo el mundo según ONUSIDA. 3
  •  Cada 15 segundos una mujer es agredida y cada 9 minutos es víctima de violencia sexual, según datos de ONU Mujeres. 4
  • Cada año son mutiladas genitalmente 3 millones de jóvenes y niñas, según datos de la OMS. 5
  • Más de 60 millones de mujeres de 20 a 24 años se han casado en todo el mundo antes de cumplir los 18 años, según UNICEF. 6
  • Según datos de la ONU (Oficina de Derechos Humanos) en al menos 53 países no es ilegal la violación dentro del matrimonio. 7
  • 76 países consideran la homosexualidad como un delito como por ejemplo Senegal o Gambia y en países como Arabia Saudí e Irán está penado con la muerte. 8
  • Las últimas estadísticas de la ONU indican que los ataques y crímenes de odio basados en la homofobia están aumentando “en muchas partes del mundo, desde Nueva York a Brasil, desde Honduras a Sudáfrica”. 9

1.    http://www.unfpa.org/about/report/2008/en/exec.html

2.    http://www.genderaction.org/publications/IFI-Watcher_Toolkit.pdf

3.    http://www.onu.org.ve/index.php?option=com_content&task=view&id=212&Itemid=1

4.    http://www.unifem.org/gender_issues/violence_against_women/facts_figures.php

5.    http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs241/es/index.html

6.    http://www.unicef.org/spanish/publications/files/Achieving_the_MDGs_with_Equity-Pamphlet_SP_092010.pdf

7.    http://www.un.org/spanish/women/endviolence/factsheet_1.shtml

8.    http://ilga.org/ilga/en/article/1161

9.    http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=20450&criteria1=homosexuales&criteria2=homofobia