Archivo mensual: octubre 2012

Defended a las personas, no a los mercados

La celebración en Cádiz de la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno da la oportunidad de presentar nuestras demandas y mostrar el descontento social a causa de los recortes y ataques al Estado de Derecho y su impacto diferencial sobre las mujeres.

Firma el Manifiesto

MANIFIESTO FEMINISTA Y SOCIAL ANTE LA XXII CUMBRE IBEROAMERICANA EN CÁDIZ, 6 y 17 de noviembre de 2012

Ante la celebración en Cádiz de la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefaturas de Estado y de Gobierno, en el marco del Bicentenario de la Constitución de Cádiz, que supuso un avance liberal al abolir el feudalismo y proclamar la soberanía popular, la división de poderes, el derecho a la educación y la libertad de expresión y permitir las Juntas latinoamericanas, precursoras de la independencia. Tomando nota que no se reconoció la ciudadanía a las mujeres y ninguna mujer participó en su elaboración.

Promovido por Plataforma WIDE-E (Women In Development Europe-España)
Red GGEA (Grupos de Género Estatal y Autonómicos)
Marea Violeta Málaga
Mail: Coordinacion.WIDE.E@gmail.com

Las organizaciones feministas y sociales del estado español, Portugal, América Latina y el Caribe, y las mujeres y hombres abajo firmantes DENUNCIAMOS:

● Las medidas adoptadas por numerosos Estados para hacer frente a la crisis global del sistema capitalista neoliberal, dirigidas a explotar los bienes comunes, privatizar los recursos públicos y medioambientales, y mercantilizar los derechos humanos. Como afirmó en la XXI Cumbre Iberoamericana su anfitrión, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, depuesto por un Golpe de Estado el pasado junio, el actual modelo muestra la ‘incapacidad para generar un crecimiento sano y un desarrollo inclusivo’.
● El incumplimiento, bajo el pretexto de la crisis financiera, de los Derechos Humanos universales, así como de los acuerdos y compromisos suscritos por los Estados, entre ellos los de las propias Cumbres Iberoamericanas anteriores, en especial los llamamientos al Buen Gobierno y a la defensa de los Estados como garantes de los derechos de la ciudadanía, incluyendo a los colectivos más vulnerables a la pobreza y la exclusión, y como redistribuidores de los recursos y promotores activos de la igualdad de oportunidades, la justicia y la cohesión social.
● La aplicación de políticas y medidas de ajuste que vacían, de facto, a los Estados excluyendo a la mayor parte de su ciudadanía –entre ella los y las más jóvenes- del acceso a condiciones de vida dignas, a la igualdad y a un futuro esperanzador.
● La priorización de ‘los mercados’ sobre las personas, y el ‘secuestro’ de las democracias que se traduce en ofensivas contra la soberanía popular, la socialización de las pérdidas del sector financiero, la desregulación y privatización de bienes públicos y el fomento de una economía especulativa.
● El incremento de la feminización del cuidado de la infancia y las personas mayores en situación de dependencia, a consecuencia de los recortes de los servicios públicos.
● La ofensiva neoconservadora y patriarcal sobre los roles familiares y los derechos sexuales y reproductivos, incluyendo el derecho al aborto, atacando la igualdad y el derecho de las mujeres a decidir.

Por ello, DEMANDAMOS a los representantes de los Estados:

1. El reconocimiento de la participación democrática, los derechos humanos, la igualdad de género, la justicia y la diversidad, y el desarrollo económico equitativo como ejes que estructuran las políticas públicas.
2. La elaboración de políticas en pro del pleno empleo y el empleo decente, así como en el acceso universal a la educación, la salud y la protección social universal de calidad, como camino a la inclusión social y la equidad.
3. Estados democráticos, laicos, garantes de derechos, valedores del efectivo desarrollo de políticas públicas, libres de prejuicios e imposiciones religiosas, respetuosas con los derechos humanos, especialmente de las mujeres, minorías de toda condición, pueblos indígenas y migrantes.
4. El reconocimiento por parte de los Estados de la diversidad plurinacional, pluri-étnica e intercultural, así como afectivo-sexual, de género y diversidad funcional como centro del desarrollo, garantizando el pleno ejercicio de sus derechos.
5. El respeto y garantía de los compromisos acordados con la igualdad, los derechos de las mujeres así como el fortalecimiento de los mecanismos gubernamentales de políticas para las mujeres. Todo ello acompañado de recursos suficientes para hacer efectivo el ejercicio de estos derechos, incluidos muy especialmente los derechos sexuales y reproductivos, el aborto legal y seguro, y el derecho a una vida libre de toda forma de violencia.
6. El fortalecimiento de la Sociedad Civil Organizada y de los movimientos sociales, en toda su diversidad, como actores políticos y sociales garantes del Buen Gobierno y las democracias, y la no criminalización de los movimientos sociales críticos.
7. La rendición de cuentas públicas y el fortalecimiento de espacios y mecanismos para la participación sustantiva de la sociedad civil y los pueblos en los procesos políticos.
8. Aplicar políticas conducentes al desarrollo económico inclusivo y sostenible que den respuesta a los problemas reales de la ciudadanía dirigidas a reducir la pobreza, favorecer la igualdad de oportunidades y estimular la creación de empleo decente.
9. Propiciar la igualdad de condiciones y oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y económico, propiciando la autonomía económica de las mujeres con políticas adecuadas que eliminen las brechas de desigualdad, y garantizando la representación equilibrada en todos los ámbitos de decisión.
10. Consolidar un modelo de desarrollo productivo sustentable, que garantice la vivienda digna, el acceso a la tierra y promueva la soberanía alimentaria.
11. Los Estados deben apoyar el trabajo decente con calidad, con protección social universal y con sistemas contributivos progresivos que garanticen la distribución de la riqueza y la sustentabilidad de una sociedad justa.
12. Promover medidas que incrementen las oportunidades laborales y de desarrollo personal para la juventud, mujeres, migrantes, colectivos marginalizados y precarios entre otros.
13. El fin de la impunidad de la concentración injusta e indecente de recursos, que produce acumulación de pobreza y desigualdad, ya sea al interior de los países o entre éstos.

Las organizaciones sociales y feministas iberoamericanas NOS COMPROMETEMOS, por nuestra parte, a:

A. Defender las democracias realmente inclusivas, participativas, equitativas y justas.
B. Continuar con nuestra labor de seguimiento de la aplicación y respeto de los compromisos políticos y legales acordados, exigiendo su cumplimiento.
C. Seguir transformando las prácticas hegemónicas y excluyentes que privilegian el consumo en detrimento de la ciudadanía, poniendo en valor otros modos respetuosos con la tierra, la gestión sostenible de los recursos medioambientales y humanos, los usos equitativos del tiempo y los cuidados, y la absoluta soberanía de las mujeres para tomar decisiones sobre sus cuerpos y sus vidas desde una idea radical de igualdad.
D. A consolidar y tejer nuevas alianzas basadas en el diálogo transparente y respetuoso entre entidades y colectivos de ambas orillas desde el reconocimiento de la diversidad y la labor de los pueblos del continente latinoamericano en la resistencia contra las políticas de ajuste del modelo neoliberal.

Porque creemos que, efectivamente, el cambio es necesario y pasa por superar el modelo neoliberal basado en la explotación de los recursos medioambientales y humanos, en la precarización y mercantilización de la vida social, el crecimiento ilimitado de la especulación y la inmunidad de un pequeño grupo de intereses oculto bajo el paraguas de los mercados.

Este cambio debe dirigirse hacia modelos más participativos, equitativos, justos, inclusivos y sustentables que reconozcan y valoren el trabajo reproductivo y de cuidados, y donde mujeres y hombres se encuentren en el centro de las políticas públicas y las necesidades de Cuidado y Buen Vivir definan las prioridades del gasto público y el desarrollo económico y tecnológico de los países.


Que por qué hago qué #YoVoy17OPobrezaCero

¿Por qué una mañana decidí que dejaría de levantarme a la misma hora de cada día para ir a la oficina, donde se encontraba mi puesto de trabajo fijo, mi sueldo fijo y mis tareas fijas como responsable de comunicación para una empresa ‘X’, dedicada a la comercialización de un producto ‘X’?

Mi respuesta, aunque tardé en dármela, es bien simple: porque esa última mañana me quité mejor las legañas y me limpié mejor los oídos. Recuperé los sentidos que me llevaron años atrás a estudiar periodismo: por un lado, la curiosidad por saber qué, quién, cómo, cuándo y porqué sucede lo que sucede en el mundo; por otro lado, la necesidad de formar parte activa de él, de estar, en lo bueno y en lo malo. Vaya… esto suena más a una relación personal.

Pues debe ser que así entiendo yo la vida: una relación entre uno mismo y el entorno que le rodea, más allá de las fronteras físicas y políticas (ese “necesario nosotros” del que hablaba Salomé Arnáiz). Y como en cualquier relación, tendría que existir un compromiso de lealtad (cada cual que le ponga los límites que quiera), de respeto hacia la otra parte, y la responsabilidad de velar por el bienestar de ambos, el mío y el del mundo.

Por eso, mientras “Pobreza Cero” tenga que seguir siendo una campaña para concienciar que hay que combatir el hambre, que se están vulnerando derechos humanos y sociales básicos, que hay millones de personas viviendo en la más absoluta miseria (que una de ellas podría haber sido yo, cuestión de suerte)…, es que algo falla en esta relación; y yo no puedo quedarme de brazos cruzados viendo como mi relación con el mundo se va al traste. Ahora, quizás más que nunca, me necesita. Cómo le voy a fallar y dejar que se convierta en un mundo sin escrúpulos ni respeto, sin derechos humanos ni empatía, sin solidaridad.

Porque… a quien voy a engañar, ¡yo sí que lo necesito a él! #YoVoy17OPobrezaCero.

 Cristina Sirur

 


¡REBÉLATE! No permitas que mueran las políticas sociales #17O

En Madrid: 17 de octuber a las 19h en SOL. BUsca la cita en tu ciudad en www.rebelatecontralapobreza.org


“Compromiso con la lucha por una sociedad más justa e igualitaria” #17O

Llevo en el sector de la cooperación toda mi vida profesional, desde que terminé la Universidad, allá por los años 70.  La educación recibida en mi familia y en el centro educativo en el que me formé,  sobre la responsabilidad de todos y todas en la promoción y defensa de los derechos humanos fue lo que me motivo a iniciar mi compromiso en este campo, entonces no era un sector como tal.  Me enganche en ello en mi larga estancia en la Universidad de Lovaina (Bélgica) desde donde di el salto a África. Posteriormente me fui a América Latina. La motivación profunda fue el constatar la injusticia existente en todos los contextos donde no todas las personas disfrutábamos de los mismos derechos. Me parecía que podía aportar algo y aprender mucho de otras culturas y de otros pueblos del mundo.

¿Por qué sigo movilizándome y reivindicando esta causa?

Hoy más que nunca con el retroceso que vivimos en España y en otros contextos en tema de derechos humanos creo que debemos seguir comprometidos y comprometidas en esta lucha a favor de unas sociedades más igualitarias y justas en las que la dignidad de cada persona sea respetada.

Merche Ruiz-Giménez, presidenta de la Coordinadora de ONGD-España


#17O – pongo manos a la obra #17Oyovoy

Dos principios básicos y un poema:

  1. Seguir creyendo que podemos erradicar la pobreza.
  2. Seguir trabajando para que esto ocurra.

Quede como invitación a ello y a las reivindicaciones del 17 de Octubre este poema de Jorge Riechmann:

Los sindicatos no son lo que deberían ser.

Los partidos políticos no son lo que deberían ser.

Las iglesias no son lo que deberían ser.

Las asociaciones de vecinos no son lo que deberían ser.

Los clubs deportivos y culturales no son lo que deberían ser.

Los movimientos sociales alternativos no son lo que deberían ser.

Las instituciones públicas no son lo que deberían ser.

Los intelectuales no son lo que deberían ser.

Yo no soy lo que debería ser.

Hermano, hermana: aparte de señalarnos unas a otras con el dedo ¿ponemos manos a la obra?

José Manuel Moreno Domínguez, de Entreculturas


La deuda externa me lleva al #17O

No habría empezado a trabajar en esto si no hubiera llegado a mis manos el libro “La deuda externa del mundo en desarrollo” de Jaime Atienza. Seguramente las cosas sería diferentes si Sergio Alcina y Chema Castells no me hubieran recomendado hacer un máster en cooperación al desarrollo y, por supuesto, no trabajaría en cooperación si, en su momento, no me hubiera incorporado al grupo de movilización social de Intermón Oxfam de Sevilla.

Para seguir trabajando en esto tengo cuatro grandes razones. La primera es que me indigna la pobreza. La segunda es que sé que entre todos podemos acabar con ella. La tercera es que trabajo en algo con lo que disfruto, me divierte y que haría como voluntario, si trabajara en otra cosa. La cuarta es la gente con la que me he encontrado a lo largo de estos años en diferentes espacios, muy especialmente el grupo de movilización social de ONGAWA.

Jorge Castañeda, de ONGAWA


El necesario nosotros #17O

UBUNTU.

Una extraña palabra con la que dar comienzo a cualquier conversación, charla o escrito. Hasta hace poco desconocía el significado de esta palabra, que además de dar nombre a un sistema operativo informático, esconde tras de sí un significado que inspira querer ser mejores cada día. Antes de que asemejes la ya tan traída y llevada frase “ser mejores cada día” con la típica charla de un ingenuo utópico más, quédate unos segundos sobre estas líneas para enterarte al menos de algo que, como yo hasta hace no mucho, no sabías.

UBUNTU proviene de las lenguas africanas zulú y xhosa, y significa literalmente “yo soy porque nosotros somos”. Viene a inspirar una regla ética africana que va en busca de la lealtad entre las personas. Es  el lema por el que las personas se comprometen a cuidar las unas de las otras, a no avanzar si el resto no avanza también. Creo firmemente que yo, que tú, no seríamos lo que somos si no hubiera un “nosotros”, un él, un ella, un amigo, una madre… que nos empujara a ir en busca de lo que soñamos alcanzar. Y creo también con profunda convicción, que aquello que tenemos el privilegio de haber recibido, poco o mucho, se nos presenta también como el deber de devolver con generosidad a quienes ahora lo necesitan.

Así que, ¿por qué no?, ¿por qué no creer que UBUNTU más que una palabra que da forma a una frase bonita es la realidad que cada uno puede despertar en sí mismo? En el entorno diario, las actividades más cotidianas que cada persona desarrolla,  traen consigo la posibilidad de cambiar detalles cuyo alcance a veces es insospechado. Piensa ahora en tu vida, y escoge ese detalle que mañana regalarás a alguien. ¿Qué tal una sonrisa a quien sabes que la necesita? Observa lo que ocurre y entenderás un poco mejor el porqué de esa idea de cuidar los unos de los otros, de velar por los derechos de quien no puede hacerlos valer, de luchar contra la pobreza que sufre quien a miles de kilómetros de nosotros no es tan diferente.

Observa lo que ocurre y entenderás porqué uno más el 17 de octubre, tú, puede marcar la diferencia. “Yo soy porque nosotros somos” es un lema que, lejos de quedar entre las fronteras de otro continente y ser reducido a unas pocas palabras, debería ser abanderado hasta el último rincón de la tierra para inspirar los hechos y voluntades de todas las personas. Es precisamente en nuestra voluntad donde reside la capacidad de decidir si el próximo 17 de octubre podemos ser contados entre aquellos que caminan Juntos contra la pobreza.

Salomé Arnáiz González