Archivo de la categoría: Agua

Año Europeo del Desarrollo: agua, mujeres y niñas #EYD2015

Las personas que residimos en España consumimos una media que se sitúa en torno a los 140 litros de agua diarios. Imagina si para obtenerla, en vez de abrir el grifo, tuvieras que recorrer una distancia con uno o varios cubos para llevarla hasta tu casa.

Evidentemente, cuando existe un condicionante físico para el acceso como éste, el consumo se reduce. En este sentido, los datos globales muestran que las personas que tienen la fuente de agua a más de media hora de su hogar recogen menos agua de la recomendada para cubrir sus necesidades básicas de consumo e higiene. Según el PNUD, esta cantidad debería ser de, al menos, 50 litros diarios.

¿Y por qué os cuento esto hoy?

Por muchos motivos, pero el principal es que, dentro del Año Europeo del Desarrollo, el mes de marzo está centrado en las mujeres y las niñas, porque “En muchas zonas del mundo, el mero hecho de nacer niña constituye una desventaja. Muchas mujeres sufren discriminaciones a lo largo de su vida: no van a la escuela cuando son pequeñas, no pueden encontrar trabajos adecuadamente remunerados cuando son mayores, no tienen acceso a servicios sanitarios básicos para ellas o sus hijos, y no tienen derechos patrimoniales o de protección social cuando llegan a la vejez”.

Dicho esto, vuelvo al agua.

En los países del Sur, las mujeres y las niñas son, habitualmente, las responsables de abastecer de agua al hogar. En África, el 90% de esta tarea es responsabilidad de ellas y hay países en los que las mujeres dedican 4 ó 5 veces más tiempo que los hombres a recoger agua. La distancia media que caminan mujeres y niñas en África y Asia con este objetivo es de 6 km. diarios.

Evidentemente, esto tiene graves consecuencias sobre las opciones de mujeres y niñas de salir del círculo de la pobreza. Por poner sólo tres ejemplos:

  • Tener que ir a por agua impide a millones de niñas ir a la escuela. Los datos muestran que la asistencia a clase se reduce notablemente cuando la fuente de agua está a más de 400 metros o 15 minutos desde el hogar.
  • Cuando las mujeres tienen que recorrer largas distancias para asegurar el suministro de agua, no pueden emplearlo en actividades productivas que les permitan acceder a recursos económicos.
  • Cargar durante largos recorridos con cubos llenos de agua provoca serios problemas de columna en la vejez.

En este vídeo que editamos hace unos meses en ONGAWA os contamos con más detalle sobre esta problemática:

Este año, además del Año Europeo del Desarrollo, es el último del Decenio Internacional para la acción “el agua fuente de vida” de Naciones Unidas y es, también, el último año de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. No perdamos la oportunidad de poner nuestro granito de arena para que todos (y sobre todo todas) tengan garantizado el Derecho Humano al Agua.

Si quieres, por ejemplo, te animo a sumarte a la marcha y el selfie por el Derecho al Agua que organizamos conjuntamente ONGAWA, Oxfam Intermón y Prosalus el próximo 15 de marzo.

Jorge Castañeda, Responsable de Campañas y Comunicación Externa de ONGAWA

Anuncios

No es momento para replegarnos: el 17-O a hacer mucho ruido #recortalapobreza

Asomarnos a las cifras con las que organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales nos hablan de la situación de la pobreza en el mundo produce escalofríos y, al mismo tiempo, esa angustiosa sensación que nos embarga ante situaciones que creemos que nos superan.

La tasa de incidencia de la pobreza sobre la base de $1,25 por día y porcentaje de población en el año 2008, en base a informes nacionales de programas de seguimiento y el grupo de investigación del Banco Mundial, arrojaba unas cifras del 47,5% para el África Subsahariana y del 36% para Asia Meridional, mientras que el porcentaje europeo se situaba en el 0,5 %. Al mismo tiempo informes del FMI auguraban una paulatina mejoría con una franca reducción de estos porcentajes en el año 2015, sobre todo a expensas de un crecimiento económico en los países asiáticos.

Sin embargo ahora nos encontramos inmersos en la actual “crisis económica” y no solo vemos que los analistas no nos hablan de mejores perspectivas sino que, de manera creciente, palpamos en nuestro entorno más cercano esta terrible situación que creíamos ajena a nuestra sociedad occidental.

Y continua siendo indispensable reaccionar ante ello de manera comprometida y firme; no podemos sustraernos al hecho de que, en palabras de Federico Mayor Zaragoza: “La pobreza que sufren tantos seres humanos en el mundo, las condiciones en las que sobreviven no son sólo una afrenta a su dignidad humana, sino una injusticia intolerable, un llamamiento permanente a la conciencia…”

Pero el contexto actual en el que vivimos puede llevarnos a un grave peligro: el de replegarnos sobre nosotros mismos. El miedo ante la situación económica y la incertidumbre sobre el futuro, la desconfianza en la actividad política, el desconcierto ante informaciones y desinformaciones, puede hacernos caer en esa actitud tan manida y tan nuestra de “la caridad comienza por uno mismo”, sin darnos cuenta de que el término latino “cháritas” (actitud solidaria con el sufrimiento ajeno) refleja un movimiento siempre hacia fuera, hacia los demás. También hay miedo y cierto desconcierto por parte de instituciones ante la escasez de recursos y los recortes previstos en materia de cooperación y esto podría suponer un segundo peligro. Ya un grupo de ONGD ha lanzado el aviso sobre la incoherencia que puede constituir el hecho de aceptar subvenciones por parte de organismos o empresas implicadas en la génesis y mantenimiento de situaciones de desigualdad y en la actual crisis.

No es momento para replegarse sobre uno mismo ni para aceptar cualquier solución, sino para comprender que la lucha contra la pobreza es una acto insoslayable de justicia que debe de realizarse desde la coherencia, la transparencia y teniendo muy en cuenta que no se trata de parcelarla por grupos sociales más o menos cercanos, por países o por situaciones sociales concretas; se trata de una lucha global que todos debemos acometer con firmeza y sin desmayos. El hecho de verla ahora más cercana a cada uno de nosotros debe constituir un acicate para que nuestra lucha se intensifique contra ella y en favor de todos, sin exclusiones de ningún tipo.

Por todo lo que digo es importante que el 17 de Octubre salgamos a la calle y unamos las fuerzas y con un grito unánime digamos BASTA, el único recorte que sea el de la POBREZA.

William-Adolphe Bouguereau pintó en 1859 su cuadro “La Caridad” en el que aparece una madre con dos niños al pecho, el propio y otro ajeno. Diecinueve años más tarde, quizás movido por las circunstancias, vuelve a pintar un nuevo cuadro con el mismo título; en este aparece la madre con cinco niños, que ya desbordan sus pechos rodeándola. Me gustaría pensar que, como esta mujer, nuestra actitud ante este problema va a ser siempre creciente en entrega e intensidad.

                                  Antonio Garrido. Voluntario de la ONGD Pueblos Hermanos


#50litros. Punto y seguido

Hoy, 22 de marzo, Día Mundial del Agua, terminan las tres semanas en las que hemos vivido con 50 litros y que os hemos contado en el blog http://50litrosdeaguadiarios.wordpress.com/. Es hora de hacer un pequeño balance.

Durante estos días hemos “sufrido” –ha habido días en los que Itziar no se ha podido aclarar el pelo, yo me he quedado sin agua o Alberto no ha podido poner una lavadora a pesar de que la situación lo requería-, hemos hecho nuevos “amigos” –nuestros cubos, bañeras de bebé, botellas y vasos medidores nos han acompañado durante tres semanas-, hemos aprendido trucos para ahorrar agua –compartir cisterna o ducharnos con un cubo-, hemos saboreado las “mieles de la fama” –calculo que habremos hecho alrededor de 30 entrevistas para radio, prensa y televisión-, hemos disfrutado charlando sobre el agua con vosotros y vosotras, en la calle, en la oficina, a través del blog y en redes sociales, y nos hemos ido a casa con la satisfacción de que cada día alguien más sabía qué pasa con el Derecho Humano al Agua en los países del Sur (acabo de mirar las estadísticas del blog y estamos a menos de 100 de llegar a las ¡10.000 visitas!).

En estas tres semanas, también hemos recibido con alegría la noticia de que, según la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, el número de personas sin acceso básico a agua se ha reducido de 884 millones a 783, ¡101 millones menos! y que, con toda probabilidad, la meta del milenio de agua se alcanzará en 2015, según lo previsto en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin embargo, todavía quedan 783 millones de personas. Por eso, aunque hoy acabe esta iniciativa, tenemos que continuar moviéndonos a favor del Derecho Humano al Agua, por eso el último post del blog es sólo un punto y seguido. Como os contábamos en un vídeo, es necesario que sigamos marcando la diferencia.

Muchos ya estamos en ello. El martes pasado, por ejemplo, el Grupo de Movilización Social de ONGAWA en Madrid organizó una acción en la que nos invitaron a dar luz al Derecho Humano al Agua.

Se trata de una iniciativa más en esta carrera de fondo en la que nos hemos embarcado que tiene como meta que el Derecho Humano al Agua y el resto de derechos humanos sean una realidad para las personas más vulnerables de los países del Sur, para conseguir un mundo sin pobreza.

Os invitamos a seguir acompañándonos en esta tarea que sabemos que podemos conseguir si nos echáis una mano. Por eso, como cierre de mi participación en esta “aventura” os propongo que sigamos conectados para conseguir este objetivo a través de ONGAWA en Movimiento.

Jorge Castañeda, Responsable de Movilización Social de ONGAWA. Grupo de Pobreza Cero. @jcponline


Ponerte en la piel de los demás: 21 días con #50litros de agua

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería vivir sólo con 50 litros de agua al día?

Quizás no, quizás sí. Mucha gente no tiene en mente qué cantidad de agua gasta al día. ¿Para qué? De momento, no nos ha hecho falta planteárnoslo.

Pero, ¿y si de repente viésemos reducida nuestra disposición de un agua en condiciones para su utilización y consumo? Para 884 millones de personas en el mundo, el agua podría considerarse un bien de lujo, y el 40% de la población mundial, carece de acceso a un saneamiento básico.

Las cifras nos cuentan que, mientras en algunas regiones la media de uso diario de agua llega incluso hasta los 300 litros por día, en otras – debido a la disponibilidad, dificultad de acceso, calidad, entre otras cosas – no llega ni siquiera a los 5 litros al día per cápita[i]. En el caso concreto de España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, el consumo medio en España en 2009 fue de 149 litros por persona y día

Naciones Unidas define el agua como un derecho “de todos (SIC) a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico”. Pero es un derecho que, como bien demuestran las cifras, no está garantizado para todas las personas.

Dicen que hay que saber ponerse en la piel de la otra persona para entenderla, así que desde ONGAWA,  Itziar Rosado Morón, Alberto Guijarro Lomeña y Jorge Castañeda Pastor se han propuesto reducir su consumo diario de agua a 50 litros por persona durante 3 semanas,  (mínimo de consumo necesario, según la OMS) y contárnoslo a través de su blog “50 litros de agua diarios”.

Todo esto, según lo han planteado, con el “objetivo de (…) comprobar de primera mano la situación que viven millones de personas (…) y proponer acciones a realizar en España para contribuir a la consecución del Derecho Humano al Agua”.

Recomendamos seguir los posts de este blog, informarte, dar ideas, participar de esta acción, contarnos tu experiencia, difundirlo y seguir apoyando para que iniciativas como esta consigan su objetivo final: transformar el mundo en el mundo justo, solidario y equitativo que todas y todos queremos.

Más información sobre el Derecho Humano al Agua:

Derecho Humano al Agua en Canal Solidario

Alianza por el Agua

El derecho humano al agua y al saneamiento: Hitos

Página de la Semana del Agua

El derecho humano al agua y al saneamiento (Página de información de NNUU)

Por @mveronicacb


[i] PNUD. Informe sobre Desarrollo Humano 2006.


#DerechoaSoñar: El mundo que queremos

En estas fechas en las que tendemos a soñar con más ganas, la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España ha animado a empezar con la “ilusión” de ser agentes de cambio en un año que “va a ser complicado” por la coyuntura económica y muestra su convicción de que “el cambio es necesario y es posible” porque “todas y todos contribuimos a construir una mejor sociedad”.

Durante la producción del “Derecho a Soñar”, la Coordinadora ha afirmado que “no todo se consigue con dinero”, y que “hay muchos sueños que están ahí y que se pueden cumplir”.

“El Derecho a Soñar” es un conjunto de vídeos de la sociedad civil que recoge una parte de esos sueños y propuestas de cambio y cuyo resultado muestra el optimismo, la ilusión, el compromiso y la exigencia del mundo que queremos y por el que apostamos.

La campaña Pobreza Cero nos invita a soñar con un mundo posible: el mundo que queremos. Esta iniciativa parte del proverbio africano “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”, y se enmarca en una iniciativa global que coincide con el lanzamiento del informe del Llamado Mundial de Acción contra la Pobreza (GCAP[1] por sus siglas en inglés) sobre “El Mundo que Queremos”.

“Los sueños son más necesarios”

En un momento en el que parece que la sociedad civil no tiene nada que decir, y en el que el individualismo parece haberse apoderado de todo, el “derecho a soñar” intenta demostrar que estamos interconectados como ciudadanía y que, a través de nuestras acciones cotidianas y nuestras reivindicaciones políticas podemos contribuir a cambiar el rumbo de las cosas.

Tal y como Francisco Segarra, psicólogo clínico y coordinador general de la Clínica del Sueño Estivil, ha afirmado “todos soñamos, pero la mayoría de las veces lo hacemos dormidos, sin embargo, en estas fechas soñamos despiertos”, ha señalado, a la vez que insiste en que “es el momento de soñar con lo que cada uno quiere y desearlo con todas las fuerzas”.


[1] The Global Call to Action Against Poverty began as a movement to bring civil society together, across specific areas of thematic, geographic, or constituency focus, to unite diverse actions against poverty and inequality.


#díadelsaneamiento: Derecho Humano al saneamiento

Muévete por el Derecho Humano al Saneamiento

2.600 millones de personas, alrededor del 40% de la población mundial, no tienen garantizado el acceso al saneamiento, lo que tiene importantes consecuencias sobre la salud de las poblaciones más vulnerables. Puedes ver un vídeo sobre este tema pinchando aquí.

Desde ONGAWA, queremos recordar a nuestros gobiernos –estatal, autonómicos y locales- que es necesario un mayor compromiso con este derecho humano. Para ello, les haremos llegar 2.600 imágenes relacionadas con saneamiento, incluyendo la tuya, para solicitarles que sean parte activa en la consecución de los objetivos de saneamiento a nivel mundial.

Haz una fotografía de un váter, una alcantarilla, un cuarto de baño o cualquier otra imagen relacionada con el saneamiento y súbela en: www.2600millones.org.

¿Quieres hacer más?Te enviamos algunas ideas:

  • Si estás en Madrid, ven al acto que organizamos el día 13 de noviembre, entre las 11:30 y las 14:30 horas, en la Plaza del Dos de Mayo. Difúndelo entre tus amigos y conocidos.
  • Comparte la ciberacción y el vídeo sobre el derecho al saneamiento. Reenvíalo por e-mail o difúndelo a través de redes sociales.

Te proponemos algunos textos para difundir en Twitter y Facebook:

¡Gracias por tu colaboración!


Contribuyendo a la lucha contra la Pobreza desde el Norte (por Jorge Castañeda)

CONTRIBUYENDO A LA LUCHA CONTRA LA POBREZA DESDE EL NORTE

En el mundo somos más de 6.500 millones de habitantes de los que 2.800 millones, casi la mitad, viven con menos de dos dólares diarios y 1.100 millones, una sexta parte, con menos de un dólar al día. Más de 800 millones carecen de acceso al agua potable, 2.600 millones de sistemas de saneamiento adecuados y 1.800 millones carecen de una fuente estable de electricidad.

La magnitud de estos problemas o la distancia que nos separa de las personas afectadas por la pobreza puede llevarnos a pensar que no podemos hacer nada para contribuir a la consecución de los objetivos internacionales de desarrollo, o a pensar que sólo viajando a estos países, como cooperantes, podemos poner nuestro granito de arena para lograr un mundo más justo y sostenible.

En Ingeniería Sin Fronteras Asociación para el Desarrollo (ISF ApD) consideramos que ninguno de esos argumentos debería paralizarnos. Sabemos, por una parte, que en el mundo hay recursos suficientes para que todos podamos vivir dignamente y que es técnicamente posible poner al alcance de todos los medios para cubrir las necesidades de alimentación, salud, vivienda y educación. Y, por otra, estamos convencidos de que todos podemos contribuir a la lucha contra la pobreza: somos ciudadanos del mundo y, por tanto, lo que consumimos, dónde invertimos nuestro dinero, a quién votamos o qué opinamos puede repercutir positiva o negativamente en el desarrollo de los países del Sur.

También el voluntariado es importante, imprescindible. Nuestro tiempo es clave para la consecución de los objetivos que se plantean la cooperación internacional y las ONG de cooperación al desarrollo. Y no es viajando a los países del Sur donde nuestro voluntariado tendrá más impacto, hay mucho que hacer aquí, en España, en nuestras ciudades y pueblos, para ayudar a luchar contra la pobreza en los países del Sur.

En ISF ApD, por ejemplo, contamos con casi 400 voluntarios que cada día contribuyen a la misión de nuestra organización: poner la tecnología al servicio del desarrollo humano y a favor de la lucha contra la pobreza, para construir una sociedad más justa y solidaria, y, como decíamos más arriba, la mayoría de ellos lo hace desde el Norte, desde nuestras sedes de Canarias, Castilla–La Mancha, Extremadura y Madrid.

Nuestros proyectos en Mozambique, Tanzania, Nicaragua y Perú no serían una realidad sin, por ejemplo, los voluntarios del Grupo de Relaciones con Entidades Privadas que trabajan para conseguir financiación de empresas o colegios profesionales. Tampoco serían posibles sin la contribución de los voluntarios agrupados en las áreas en las que trabajamos -agua, energía, TIC y desarrollo agropecuario-, que investigan, colaboran y asesoran a nuestros equipos de proyectos y en terreno.

El equipo de traducción hace un trabajo imprescindible para cualquier actuación en Mozambique o Tanzania, salvando la siempre complicada barrera del idioma.

Sin duda el papel de la ciudadanía es clave para lograr un mundo más justo y solidario. Por ello, en ISF ApD también trabajamos para promover un cambio de actitudes y comportamientos en la sociedad española, fomentando valores de justicia y solidaridad, a través de acciones de sensibilización, movilización y educación para el desarrollo. El Grupo de Movilización Social es uno de nuestros equipos que tiene como objetivo el fomento de una ciudadanía activa, crítica y comprometida con el desarrollo humano.

También tiene este objetivo el Grupo Universidad, formado por casi 100 jóvenes estudiantes de diferentes escuelas técnicas, aunque su ámbito de actuación, como su nombre indica, es el universitario. Sus acciones van dirigidas a sus compañeros de clase, al profesorado y al personal de administración y servicios, haciendo de las universidades lugares más solidarios y comprometidos.

Pero no sólo las personas tienen capacidad de incidencia, también las empresas pueden ser un actor relevante en la contribución al desarrollo sostenible. El Grupo de RSC, entre otras actividades, trabaja para que estas entidades tengan en cuenta el impacto de su actividad en los países del Sur dentro de su estrategia, actuando responsablemente y logrando un impacto positivo en el desarrollo.

En el día a día de una organización como ISF ApD es también clave el voluntariado para acciones de comunicación, captación de socios, gestión económica, recursos humanos, soporte informático, secretaría, y un largo etc.

En definitiva, desde una tarea tan simple como hacer una fotocopia hasta una tan compleja como presidir la junta directiva de una organización como ISF ApD, el tiempo dedicado por los voluntarios es imprescindible para la lucha contra la pobreza en los países del Sur. Cada persona, independientemente de su formación, sus inquietudes o su tiempo, puede colaborar con una ONGD y puede hacer su pequeña aportación al objetivo común del desarrollo humano y sostenible.

2011 ha sido declarado el Año Europeo del Voluntariado, coincidiendo, además, con el décimo aniversario del Año Internacional de los Voluntarios de las Naciones Unidas, celebrado en 2001. ¿Hay un momento mejor para reafirmar nuestro compromiso con la población más vulnerable de los países del Sur?, ¿Hay un momento mejor para empezar a hacer voluntariado?